Tragedia de migrantes en Texas

Ciudad de México (Proceso).– El pasado 27 de junio fue descubierta en el sur de Texas una caja de tráiler con 53 personas migrantes fallecidas y otras tantas afectadas por la asfixia y temperaturas extremas. Lamentablemente la tragedia se agrega a un periodo –2021 y 2022– que ya tenía los números más altos de muertes en la región fronteriza de México con Estados Unidos. Conforme a los datos de OIM, que son cifras aproximadas (las reales pueden ser superiores), en 2021 se registraron 586 fallecimientos y en el primer semestre de 2022 el número alcanza 216.

Ninguna de esas muertes son eventos casuísticos. Son consecuencia de un esquema migratorio extraordinariamente severo y de tonos crueles, que orilla a las personas a arriesgar lo último posible, que es la propia vida.

¿Las fuerzas armadas en riesgo?

Ciudad de México (Proceso).- Lamentablemente para México, el desempeño del gobierno del presidente López Obrador está lejos de resultados de modernización institucional y de superación de nuestros profundos rezagos sociales y regionales.

Más allá de buenas intenciones, los resultados concretos son los que reflejan nuestra realidad y la capacidad gubernamental para mejorarla. Haciendo una rápida lista de asuntos públicos relevantes, no es difícil reconocer que grandes rezagos persisten y que el deterioro se acumula en numerosos ámbitos de la vida nacional. Es probable que entre los saldos negativos al final se ubique el perfil institucional de las Fuerzas Armadas.

Grave coyuntura migratoria

Ciudad de México (Proceso).– A lo largo de 2022 los flujos migratorios, las políticas en la materia y los juegos de poder que utilizan a la migración como ariete de conflicto han avanzado hacia un punto de extrema tensión, entre duras colisiones políticas y costos humanos cada vez más severos. Como si se tratara de una conjunción planetaria, cada proceso suma su fuerza gravitacional, no necesariamente en una dirección constructiva.

Como nunca, en estos días se han incrementado los flujos de personas que transitan por territorio mexicano, aspirando al refugio y a otras alternativas de vida. No se trata solamente de la movilidad procedente del norte de Centroamérica, que persiste y tiende a incrementarse. Hay novedades que tienen otros orígenes y son mucho mayores que el flujo centroamericano.

Doble nacionalidad y cargos de Estado

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En 1997, de manera pertinente y justa, la reforma constitucional del ­artículo 30 abrió la puerta de la doble nacionalidad para las y los mexicanos, lo cual derivó del reconocimiento y valoración de nuestra enorme emigración y de su descendencia en el extranjero.

Al mismo tiempo, recuperando la larga historia de nacionalismo, esta reforma constitucional restringió el acceso a determinados cargos del Estado para las personas con esa doble condición, mediante la paralela adecuación del artículo 32.