La rendición de un símbolo

Mariúpol resistió heroicamente durante semanas de ofensiva rusa. Pero finalmente cayó la semana pasada, pese a que la población ucraniana apoyó con todo al batallón Azov –de oscuros orígenes ultraderechistas, pero reivindicado por su resistencia–. La población local observó cómo los combatientes eran sometidos en esta ciudad, clave en los planes de Moscú para establecer un corredor entre Crimea y el Donbás.

 

Járkiv, los rostros de la guerra

 

Járkiv, la segunda ciudad más importante de Ucrania, gran polo cultural y dueña de una larga y gloriosa historia, es ahora el nuevo objetivo de las fuerzas rusas. Sometida a constantes bombardeos, la población de la ciudad se niega a dejarse abatir y trata por todos los medios de mantener algo parecido a la normalidad: los niños siguen jugando en los jardines de sus casas, las madres pasean a sus bebés por los parques, sin importarles las ruinas de los edificios o las columnas de humo que se ven por doquier.

La matanza de Bucha y el riesgo de la impunidad

ROMA (Proceso).— La barbarie ocurrida en pueblos como Bucha y Borodianka, que durante un mes hicieron las veces de escudo ante el avance del ejército ruso sobre Kiev, conmocionó al mundo por el reguero de cadáveres de civiles inermes descubiertos esta semana después de la retirada rusa.

El gobierno ucraniano acusó directamente a Moscú, y Rusia respondió que se trata de un “montaje”, al mismo tiempo que múltiples voces se hicieron oír para exigir que estos hechos sean juzgados en tribunales internacionales. Con ello se abrió un debate sobre cómo investigar y enjuiciar a los responsables de estas matanzas, un proceso que los expertos creen que llevará años e incluso podría no completarse.

Comunicado de Moscú: La primera parte de la misión, “completada”

LEÓPOLIS (Proceso).- Hace un mes Jarkov, Dnipro, Mariupol o Sumy derrochaban vida. Lo mismo ocurría en Kiev, la capital de Ucrania. Los días marchaban como siempre. Había cierta preocupación por la pugna con Rusia y muchos ciudadanos habían empezado a tomar cursos de supervivencia y entrenamiento militar, pero prácticamente nadie pronosticaba lo que estaba por venir ni lo creía posible.

La sensación era, sencillamente, que lo inimaginable no iba a ocurrir.

La guerra toma cuerpo en la destrucción de Leópolis

La enviada de Proceso no sólo atestiguó el dolor de las familias que deben enterrar a los soldados ucranianos muertos en combate, muy jóvenes todos ellos, sino que vio de cerca la sistemática destrucción de Leópolis, una ciudad llena de historia y cultura, Patrimonio de la Humanidad, y donde miles de obras de arte están en riesgo de ser destruidas por las bombas.

LEÓPOLIS, UCRANIA (Proceso).– Las bombas incendiarias cayeron cuando aún era de noche. Volodímir, un soldado de apenas 22 años, se encontraba junto a sus compañeros, cerca de la frontera con Polonia. Los militares rusos apuntaron bien. Ahora Volodímir yace en un féretro de madera marrón; acorralado allí lo despidieron sus familiares. Ocurrió en la barroca iglesia de la Guarnición de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, de Leópolis, un templo de rito grecocatólico. La madre lloraba desconsolada, un puñado de imberbes camaradas miraban desorientados.

Testimonios de huida y defensa: “Nuestra ciudad está siendo arrasada”

OBUJIV, UCRANIA (Proceso).– El búnker no es otra cosa que un sótano frío y húmedo con una luz amarillenta y titilante. Tampoco hay una salida de emergencia secundaria ni cobertura de teléfono. Pero basta una sirena antiaérea que suena tres veces y no dos, y señala así que no es una alerta sino un ataque, para que el corazón se pare y haya que correr hacia allí a cualquier hora, con lo que lleves puesto y alguna manta, si da tiempo.

Obujiv, unos 40 kilómetros al sur de Kiev, es una de las tantas aldeas de paso en la fuga incesante de miles de civiles aterrorizados por los bombardeos rusos, que en lugares como éste pasan apenas unas horas nocturnas en hoteles de carretera en su ruta hacia el oeste de Ucrania y la frontera con la Unión Europea. Allí donde ese flujo de desesperados cree que va a tener un lugar seguro.

Kiev en riesgo inminente: Refugios antiaéreos del siglo XX contra una invasión del siglo XXI

KIEV (Proceso).– La paz se evaporó el pasado jueves en Ucrania y cedió paso a una guerra iniciada por Rusia y que se extendió por gran parte del territorio del país eslavo.

Ya durante la primera jornada de operaciones militares rusas, una lluvia de fuego artillero cayó sobre el este ucraniano, en la zona fronteriza con Rusia y en la región separatista del Donbás, a la vez de que se producían ataques deliberados y puntuales del ejército de Moscú contra infraestructuras ucranianas en diversas grandes ciudades del país. Kramatorsk, Dnipro, Mariupol, Kharkiv, Odesa e incluso Ivano Frankivsk, en el oeste de Ucrania, fueron algunas de las urbes sometidas a bombardeos, según informaciones de las autoridades locales.

Ucrania, la manzana de la discordia

ROMA (proceso).- Unos 100 mil soldados rusos desplegados en la frontera con Ucrania y 8 mil 500 militares estadunidenses puestos en alerta por Washington en el este de Europa, han sido en los días recientes el signo del desenterramiento del hacha de guerra.

Washington alimentó la idea de una agresión inminente de Moscú contra Ucrania y evacuó de Kiev a su personal no esencial. El Reino Unido, Canadá y Australia siguieron los pasos estadunidenses, mientras que la Unión Europea (UE) y varios países miembros de ésta optaron por otro camino: mantuvieron abierta la vía del diálogo con Rusia y rebajaron el peligro de un potencial ataque. China primero se mantuvo al margen, aunque luego pidió “calma y contención” y que se respeten las preocupaciones de Moscú.

El Papa critica la corrupción “endémica” y la polarización en América

ROMA (apro). – Palabras duras del Papa para el continente americano. En su habitual discurso al cuerpo diplomático acreditado ante el Vaticano, que realiza una vez al año y en el que expresa sus principales posturas geopolíticas, Francisco criticó este lunes con vehemencia las plagas que afectan a la región, en particular la corrupción y la creciente polarización política.

“Las desigualdades profundas, las injusticias y la corrupción endémica, así como las diversas formas de pobreza que ofenden la dignidad de las personas, también siguen alimentando los conflictos sociales en el continente americano”, afirmó el antiguo obispo de Buenos Aires.

El Papa viaja a Grecia y Chipre, países símbolo del rechazo a los migrantes

ROMA. (apro).-Grecia se ha convertido en uno de los frentes más calientes en el mundo en lo que se refiere a asuntos migratorios. Chipre va por ese camino. Con este preámbulo como punto de partida, el Papa Francisco emprenderá este jueves el segundo viaje de su pontificado por el país heleno, en una gira en la que también se desplazará a la pequeña isla chipriota, receptora en este último año de crecientes flujos migratorios hacia su territorio.

Francisco, de 84 años, ha sido en los últimos años uno de los altavoces más aguerridos de las políticas antiinmigración más restrictivas. Discursos que no siempre han encontrado consenso en los Ejecutivos europeos. Este es el caso de Grecia, país que en septiembre pasado aprobó su tercera legislación en dos años para facilitar las deportaciones y penalizar a las operaciones de rescate de los voluntarios. Pero también es el caso de la étnicamente dividida Chipre, cuya parte grecochipriota construyó en marzo de este año una de las últimas kilométricas alambradas para frenar los cruces migratorios desde la parte turca de la isla.