Khalida Popal: la pionera del futbol en Afganistán

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  A pesar de los obstáculos a los que las mujeres han tenido que enfrentarse en Afganistán, la pasión por el balón les ha llevado y permitido crecer, no solo como deportistas, sino como personas. Y un nombre obligado al momento de hablar de futbol femenil y lucha por los derechos de las mujeres, es el de la afgana Khalida Popal.

Popal es la fundadora y capitana de la primera Selección Afgana Femenil de futbol (equipo formado en 2007) y una de las principales impulsoras del balompié en dicho país. Khalida comenzó a jugar futbol cuando era pequeña y aprendió a compartir el balón con sus hermanos, además, encontró en ese deporte una forma para escribir su propia historia. A pesar de la situación cultural de Afganistán y el régimen talibán bajo el que vivía, Popal recibió apoyo total de su familia para continuar con ese sueño a partir del balón: ser futbolista. 

El drama del delantero mexicano: Sin oportunidad de gol en su propia liga

La falta de goles es el talón de Aquiles de futbol nacional. Esta situación se viene agudizando cada año y ha llevado a los directores técnicos a alinear como delanteros centrales a jugadores no nacidos en México. Pero esa estrategia, además de relegar a los nacionales, no ha dado los resultados esperados, según revelan las estadísticas. Para José Luis Sánchez Sola, El Chelis, el hecho de que en la Liga MX se privilegie a futbolistas naturalizados se debe a que los directivos optan por directores técnicos no nacidos en México, pues consideran que “el entendimiento y comunicación resultará mejor entre ellos que si los dirigiera uno nacional”.

 

Cafú: virtud defensiva y vocación ofensiva

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Nombrar a Marcos Evangelista de Morães es hablar de uno de los mejores defensas en la historia del balón y, posiblemente, el mejor lateral por derecha que surcó el césped. Con una interminable vocación ofensiva y una virtud defensiva incomparable, Cafú, se erigió como un jugador que reinventó una posición.

El inicio del viaje

Tenis en México: Entre la pasión, las penurias y la indiferencia oficial

Para llegar a ser tenista profesional en México se necesita temple… y dinero. El aspirante debe vencer infinidad de obstáculos: desde las dificultades propias de esa disciplina, hasta las inercias de instancias deportivas y la falta de apoyo económico para sufragar los costosos pagos a entrenadores, asistentes, viajes, hospedajes, compra de equipo… Y aun cuando se cuente con un patrocinador o un mecenas, incursionar en el ranking internacional y permanecer en él es tarea de titanes. El tapatío Luis Patiño, uno de esos singulares deportistas, dice que él practica el tenis “por amor al arte”.