Rajoy: “Basta decir yes”

Dossier Euro

MADRID, (apro).- España siempre ha vendido sus relaciones con América Latina como uno de sus activos ante Europa. Pero frente a la agresiva ofensiva del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra un socio tan cercano como México, el gobierno de Mariano Rajoy ha preferido pasar de perfil sobre el tema o, como se dice en México, nadando de muertito.

Los muros de la era global

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Debido a la coyuntura política y a la cobertura mediática, los ojos del mundo han girado hacia la frontera sur de Estados Unidos, donde el nuevo presidente, Donald Trump, pretende construir un muro con México. Las reacciones han sido mayoritariamente de rechazo, pero también de azoro, ya que su iniciativa contraviene la narrativa globalizadora de una creciente apertura de fronteras para el libre tránsito de bienes, servicios y personas.

Aun cuando el muro de Trump puede parecer un sinsentido, está lejos de ser una excepción. Sin contar las antiguas murallas históricas, según diferentes recuentos actualmente hay en el mundo una cincuentena de muros divisorios, cuya suma alcanzaría casi 21 mil kilómetros, es decir, poco más de la mitad de la circunferencia de la tierra.

“Todos queremos a alguien”: entre dos amores

MONTERREY, 10 de febrero (apro).- Karla Souza es una ginecóloga de espíritu libre. Hija de padres hippies encuentra en la dulce promiscuidad una escapatoria de su vida solitaria. Los terapéuticos acostones la hacen sentir viva.

Pero, aunque en la superficie se aleja de los compromisos, en el fondo su mayor anhelo es ser necesitada. A su familia y al mundo, sin embargo, les quiere transmitir la sensación de bienestar. Se coloca una máscara de desinterés ante el amor. El cinismo, empero, puede convertirse en un hábito pernicioso cuando aparece el hombre indicado. Si está habituada a regalarse, y desconoce los beneficios espirituales de la fidelidad, ¿por qué no dividir el corazón entre dos galanes?

Trump, México y la Unión Europea

BRUSELAS (apro).- Desde su entrada en vigor en el 2000, el llamado Acuerdo Global entre México y la Unión Europea (UE) ha estado parcialmente desaprovechado. Hay cuotas de alimentos que los exportadores mexicanos no llenan en los mercados europeos que se han abierto y áreas de cooperación negociadas que tampoco se han explorado. Las inversiones de empresarios nacionales en Europa aumentan poco a poco pero no se acercan a las europeas en México.

El comercio y la economía mexicana siguen dependiendo en exceso de Estados Unidos. El tratado con Europa –región que fue superada por China como segundo socio comercial de México– no cambió esa fuerte dependencia porque simplemente no sirvió para diversificar los intercambios comerciales del país con esa próspera parte del mundo, como exponían los discursos oficiales para ganar el apoyo de la opinión pública al tratado. Tampoco generó los empleos y los impactos socioeconómicos prometidos, como quedó establecido en la evaluación del tratado comercial que elaboró una consultoría holandesa para la Comisión Europea y que fue integrada a los documentos de apoyo al proceso de decisión, información que fue publicada en su momento por Proceso.

Colombia: la paz amenazada

BOGOTÁ (apro).- El 2016, año de la firma y el inicio de la implementación de los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC, fue un año negro en materia de homicidios, atentados y desapariciones de líderes comunitarios en Colombia.

 

Trump: Luna de miel con los eurófobos

MADRID (apro).- Durante su campaña, Donald Trump soltó un dardo envenenado para los socios europeos de Estados Unidos en la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), cuando declaró que no acudirá al rescate de sus aliados en caso de una invasión rusa a los países bálticos, a menos que paguen más por su defensa.

No solo era un mensaje para agradar a Moscú, sino que también fijaba las bases de lo que se entiende será su relación con Europa, con una abierta afinidad por las posiciones más nacionalistas, como el Brexit, al que no tiene empacho en considerar como algo “fabuloso” e “inteligente”.